¿Qué son las relaciones tóxicas?

 

Las relaciones toxicas son aquellas en las que uno de los miembros produce consecuencias negativas en el bienestar de la otra persona. Este tipo de relaciones puede darse en las relaciones de pareja, amistad y familia.

Las personas que están dentro de este tipo de relaciones se encuentran atrapadas dentro de la insatisfacción e infelicidad, afectando su autoestima y la salud, pasando muchas veces del maltrato psicológico al físico. Dentro de este tipo de dinámicas se presenta una parte sumisa y otra dominante que somete a su voluntad al otro, generando un apego ansioso que es muy difícil de superar.

 

Las relaciones tóxicas en la adolescencia

 

Los adolescentes están una etapa donde viven muchos cambios a nivel psicológico y físico, es en esta etapa tan crucial donde empiezan a experimentar su primer amor romántico y gracias a la inexperiencia pueden caer fácilmente en una relación toxica, especialmente si hay problemas en el núcleo familiar que han afectado el desarrollo adecuado de su autoestima.

Lo más grave es que para los adolescentes que están dentro de este tipo de relaciones tóxicas la mayoría de las veces no es consciente del daño ocasionado por su pareja, porque esa persona también expresa su sufrimiento haciendo sentir culpa a la persona sumisa.

Lamentablemente la falta de orientación de los padres con respecto al tema del amor, hace que los adolescentes se confundan e interpreten cierto tipo de conductas como positivas, cuando en realidad son comportamientos dominantes, que fomentan relaciones de dependencia o tóxicas y que regularmente es un patrón que viene copiado dentro del hogar.

En este sentido, al darnos cuenta que un adolescente está presentando alguno de estos comportamientos evitemos confrontarlo y brindemos confianza para que podamos orientarlo y ayudarlo a fortalecer su autoestima, para que sea capaz de reconocer por sí mismo que está dentro de una relación tóxica y que merece ser tratado con amor y respeto. Esta es la parte más difícil porque como padres lo primero que queremos hacer es separar a nuestro hijo de esa persona, pero eso es lo peor que podemos hacer, porque solo lograremos que nos rechace y no acepte nuestra ayuda nuevamente.

 

¿Cómo detectar si mi hijo tiene relaciones tóxicas?

 

Los adolescentes son reservados con sus relaciones, en especial si no se ha creado un espacio de confianza y dialogo entre padres e hijos, lo que se puede hacer es generar ese espacio de dialogo mostrando interés sin tratar de invadir su privacidad, poco a poco se debe construir la confianza.

Sin embargo, existen ciertas señales con las que podemos detectar si hay una relación tóxica, pero también debemos tener en cuenta que presentar algunos de estos comportamientos es normal durante la adolescencia, la alarma se debe encender si se presentan todas o la mayoría de forma constante:

  • Cambios repentinos de peso.
  • Muestra una actitud a la defensiva.
  • Cambios emocionales repentinos sin motivo aparente.
  • Ansiedad por contestar los mensajes de su pareja.
  • Marcas y moretones.
  • Cambios en su personalidad, de ser alegre pasa a ser muy retraído.
  • Consumo de alcohol o drogas.

 

relaciones toxicas relaciones tóxicas Relaciones tóxicas en la adolescencia ¿Cómo detectarlas y prevenirlas? pareja toxica blog

¿Cómo prevenir y detectar las relaciones tóxicas?

 

La mejor estrategia para prevenir este tipo de relaciones tóxicas es enseñarles a nuestros hijos a detectar las señales de este tipo de relaciones:

  1. Revisa y controla tus redes sociales: te prohíbe subir fotos si él, solo puedes publicar fotos en pareja. Sin embargo, tú no puedes hacer lo mismo con sus redes sociales.
  2. Tiene todas las claves de tu celular: revisa minuciosamente las llamadas, mensajes, correos y toda la información de tu celular, dejando totalmente anulada tu privacidad. Es un problema cuando encuentra un mensaje de alguna amiga o un amigo.
  3. Te prohíbe que compartas con tus amigos: las parejas sanas mantienen sus amistades y pasan tiempo con ellos a solas, en las relaciones toxicas no se puede compartir con los amigos si no está la pareja, hay un deseo patológico por sentirse el dueño de la otra persona.
  4. No respeta tus opiniones, pensamientos y sentimientos: te ridiculiza delante de amistades o familia si te atreves a opinar.
  5. Es extremadamente celoso: te hace sentir como una inmoral si alguien te dice un halago, te insulta y te hace sentir culpable por sus celos.
  6. Decide lo que puedes o no puedes hacer durante el día: solo puedes hacer lo que él te dé permiso, hasta manipula los días que puedes o no asistir a clases, sin importar si tienes examen o tarea.
  7. Te hace sentir que debes agradecerle que este contigo: te dice constantemente que le debes agradecimiento porque está contigo a pesar que no vales nada y él es una persona muy importante que todo el mundo desea su compañía.
  8. El chantaje emocional es su fuerte: constantemente utiliza el chantaje emocional para manipularte y termines haciendo lo que te dice, aunque tú no quieras hacerlo, logrando que te sientas mal por pensar diferente. Una relación sana se basa en el dialogo y el respeto a las decisiones de la otra persona.
  9. Celos extremos: te hace sentir que sus celos son porque te ama tanto que no quiere perderte, te dice que solo eres de él y todo el tiempo hace reclamos porque tu comportamiento le parece que tratas de llamar la atención de alguien, tienes que justificar todo el tiempo lo que haces al punto de no poder hablar con nadie para que no se moleste. Una relación sana se basa es la confianza.
  10. Justificas su comportamiento todo el tiempo: cuando te maltrata física y verbalmente en público tratas de hacer ver que es una broma o que en ese momento está molesto y por eso actúa de esa manera. Justificas el maltrato a pesar que sientes mucha vergüenza por su comportamiento, aunque le reclamas en privado y te promete que no lo volverá hacer, siempre lo hace y termina humillándote frente a las personas.
  11. Te dice la ropa que puedes usar: empieza por sugerirte cierto tipo de ropa hasta llegar al punto de exigirte que te vistas de una determinada manera sin importar si te gusta o no.
  12. Menosprecia tus virtudes: te hace sentir que tus virtudes no sirven para nada, que no vales nada. En una relación sana la persona que te ama siempre valora tus virtudes.
  13. No le interesan tus problemas: tus problemas no son de su interés, de hecho, te hace sentir mal por pretender llamar su atención con ellos, no te cuentas con él para una solución a tu problema.
  14. Tus sueños y metas son una estupidez: te dice que es una estupidez que pretendas que puedes lograr lo que suenas o alcanzar una meta, llega al punto de obstaculizar tu camino para que no las cumplas.
  15. Nunca eres una prioridad: sus deseos y compromisos siempre irán por encima de ti, no le interesa complacerte y te hace sentir que no lo mereces porque no eres importante.
  16. Te culpa si algo le sale mal: si ha cometido un error o no logra lo que quiere, termina haciéndote sentir culpable porque tú le quitas tiempo.
  17. Debes darle siempre la razón: si te atreves a llevarle la contraria pueden pasar días enojado y sin hablarte.
  18. Utiliza el pasado en tu contra: te recuerda los errores del pasado, como por ejemplo tu relación anterior, o has perdido una materia.
  19. Te prohíbe contar tus problemas a tu familia y amigos: hablar de tus problemas a otras personas siempre ocasiona discusiones, al punto que no le cuentas a nadie lo que te pasa.
  20. Genera dependencia: te hace sentir que depende de ti que sea feliz o que logre sus metas, si no se siente bien es tu culpa y si no logra sus metas es tu responsabilidad. Te hace dejar a un lado tus sueños y deseos para cumplir los de esa persona.
  21. Te manipula para tener relaciones sexuales: no le importa si tienes ganas o no te gusta lo que él quiere hacer, siempre te manipula par que lo hagas y terminas sintiéndote mal.
  22. Te pide que cambies: te pide que cambies tu forma de ser, tus gustos, tus actividades, tus amistades, tú forma de vestir. Quiere convertirte en otra persona para que seas tal y como él desea. No te acepta como eres. En una relación sana se respeta y valora la personalidad del otro, no se desea cambiar.
  23. No te deja crecer como persona: siempre limita tu crecimiento personal impidiendo que realices actividades que solo te satisfagan a ti, no te permite cumplir con tus responsabilidades o tus metas. Te hace sentir insignificante para alcanzarlas.
  24. Sientes ansiedad y miedo: cuando estas a su lado te sientes ansioso y has llegado sentir miedo por sus comportamientos.

Esta lista no se tiene que cumplir al pie de la letra y tampoco son todos los comportamientos que pueden manifestarse en una relación tóxica, sin embargo, busca que tu hijo reflexione sobre cada punto y se detenga en los que le han llamado la atención.

Hazle saber a tu hijo que lo más importante es que las personas se sientan felices dentro de una relación, no significa que no tengan problemas, pero utilizan el dialogo para resolverlos, hay respeto mutuo y los intereses de cada uno son importantes. ¡Una relación de pareja siempre debe aportar a tu desarrollo personal, siempre!

 

¿Cómo salir de las relaciones tóxicas?

 

Si crees que tu hijo se encuentra en una relación tóxica busca ayuda profesional, ya que con frecuencia la única salida es la terapia, donde hay que trabajar la autoestima, aprender a poner límites, aprender a expresar lo que duele o hace sentir mal y a reconocer la diferencia entre control, dependencia y amor.

Cabe destacar que cuando este tipo de relaciones se da en adolescentes solo se trabaja de manera individual y no se debe intentar trabajar en pareja, porque este tipo de relaciones no maneja el nivel de compromiso como sería el caso de personas adultas que deseen salvar la relación.

He tenido parejas de adolescentes que buscan ayuda, pero la solución siempre es trabajar por separado y terminar la relación, recordemos que para que este tipo de relaciones tóxicas se puedan dar debe existir la persona que domina y la persona sumisa, eso hay que sanarlo para poder iniciar más adelante una relación que sea sana, positiva para su vida. Puedes agendar tu cita a través de mi sitio web, en la sección de contactos o comunícate conmigo mediante mis redes sociales de Facebook e Instagram, si deseas recibir más orientación profesional al respeto.